De mal en peor: Alcaldesa de Providencia prestó palacio municipal para matrimonio de su sobrino

De mal en peor va la gestión de la alcaldesa de Providencia, Josefa Errázuriz, tras varios impasses que ha tenido su administración.

Luego del revés sufrido por la ordenanza que limitaba el horario de locales nocturnos, este viernes se reveló que Errázuriz prestó el histórico Palacio Falabella, sede de la municipalidad local, para el matrimonio de su sobrino.

El hecho fue denunciado por El Mostrador y ha tenido alta repercusión en los medios más importantes y en redes sociales.

Según cuenta el medio online “El viernes 28 de junio de 2013 los funcionarios que trabajaban en el Palacio Falabella vieron aparecer a personas vestidas de cóctel. Eran los invitados al matrimonio civil de Diego Brugnoli Errázuriz, sobrino de la alcaldesa. La ceremonia se realizó en la oficina de la autoridad edilicia en el segundo piso. La celebración del enlace, en la sala del concejo municipal. Quienes preguntaron qué ocurría recibieron como respuesta que se trataba de un asunto privado”.

De acuerdo a El Mostrador, Josefa Errázuriz “no informó ni oficial ni extraoficialmente que ese viernes el edificio alcaldicio sería utilizado para celebrar el matrimonio de su sobrino”.

Al ser consultada por el caso, la edil señaló que “por razones especiales autoricé el uso de la terraza de la alcaldía, participaron además de los novios, sus padres y hermanos así como mis hijos y yo” agregando que al término de la ceremonia “compartimos un espumante que financié de mi bolsillo”.

En ADN Radio, Errázuriz insistió en que “se utilizó mi oficina que, por circunstancias muy especiales, un familiar, se hizo la ceremonia civil del matrimonio de mi sobrino, en mi oficina”.

Asumiendo parte del error, la edil independiente pidió” “disculpas a la ciudadanía si se ve como un abuso de poder. Fue una situación muy especial. Yo solamente era su testigo y no ocupé ningún recurso municipal”, agregando que el hecho estaba en conocimiento de la contraloría local y que cualquier vecino puede pedir el palacio para usarlo, previa evaluación.

La gestión de la alcaldesa sufre su peor momento tras el revés de la ordenanza sobre los horarios de funcionamiento de locales nocturnos y la salida de ocho de sus más estrechos colaboradores, algunos de los cuales la han criticado públicamente argumentando que el poder la volvió “estúpida”.

La situación ha estado tan complicada para Errázuriz que el ex alcalde Cristián Labbé ya comenzó su campaña para recuperar el sillón edilicio que perdió en 2012. La alcaldesa quiere repostular pero habrá que ver cómo anda su gestión en lo que queda de su mandato.

Mira el video de Closer Tv sobre el Palacio Falabella