Graban nueva detención ciudadana en Melipilla

Desde lejos se escuchaban los gritos del presunto delincuente que habría roto los vidrios de un local de Melipilla para robarlo.

El joven fue amarrado de los pies con una correa y retenido por más de cinco minutos hasta la llegada de Carabineros, que lo esposaron y arrestaron.

En el video, grabado por@CGPMedios y @RadioPrensa, se puede escuchar la choreza del hombre que constantemente lanza garabatos contra sus captores.

“Bastardo conchetumadre, hijo de la maraca” fueron las palabras más suaves del lolito, que era custodiado por dos hombres y un locatario del lugar.

El detenido nunca bajó sus niveles de alteración por lo que tenía que ser constantemente “apretado” por quienes lo rodeaban.

La gente que pasaba alrededor celebró la situación, e incluso se escuchó un grito de “ahórquenlo, ahórquenlo”.

Esta detención se suma a varias detenciones ciudadanas que han ocurrido en el país que demuestran el hastío de la ciudadanía frente a la muchas veces nula respuesta de la justicia.