Gendarmería busca terminar con los “pelotazos” en cárcel de Quillota

El Centro de Detención Preventiva (CDP) de Quillota se encuentra ubicado a escasas cuadras del centro de la ciudad e inmerso en un sector habitacional. Esta situación es la que permite que periódicamente se efectúen los llamados “pelotazos”, envío de pelotas de tenis, o implementos similares, en cuyo interior se esconden elementos prohibidos y que son lanzados hacia los patios de los pabellones en que habita la población penal.

Con la finalidad de impedir que estos objetos sean recibidos por los reclusos, quienes constantemente son vigilados por personal de centinela del CDP que se encuentra apostado en el muro perimetral, es que Gendarmería invirti $45.881.322 en la instalación de mallas superiores en los patios de los módulos 3,4, 5 y 6A.

Es decir, los patios cuentan con un techo de malla, el que impide la recepción de elementos lanzados hacia el recinto.

Los trabajos, que corresponden a la primera etapa del proyecto, comenzaron a fines del mes de agosto y culminaron este martes con la entrega formal de la obra a cargo de la empresa Ingeniería y Construcción CIMA – SPA.

El jefe (s) de la unidad quillotana, mayor Víctor Muñoz, destacó que: “Se lograron obtener los recursos para realizar el techado de los pabellones con la finalidad de evitar el ingreso por medio del lanzamiento desde el exterior de la unidad de objetos ilícitos, que pueden ser: droga, teléfono e inclusive armamento, lo que nos dificulta enormemente el tema de la seguridad”.

El mayor Muñoz, consultado sobre otros beneficios que esta obra entrega, agregó que “la confección del enmallado es bastante potente. Los internos que pretendan, en algún segundo, protagonizar un intento de evasión contarán con los elementos de seguridad necesarios para no concretarlo”.

Be the first to comment on "Gendarmería busca terminar con los “pelotazos” en cárcel de Quillota"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*