Nuevo centro cultural para Quillota: ¿Quién fue Leopoldo Silva Reynoard?

En medio de la alegría tras el anuncio de construcción de un nuevo centro cultural para Quillota, algunos ciudadanos cuestionaron en redes sociales el nombre del nuevo proyecto, “Leopoldo Silva Reynoard”, por no haber sido consultado a la comunidad.

Muchos se preguntaron quién era este personaje fallecido en 2011 y en DeQuillota.cl queremos darles algunas luces con la información que encontramos en diversos medios.

Hijo ilustre de la ciudad de Quillota pero nacido en La Calera el 24 de noviembre de 1918, José Leopoldo Silva Reynoard fue un histórico dirigente deportivo de San Luis en los años cincuentas.

Además del mundo futbolístico, este gestor cultural y filántropo también participó del gremio del comercio local, cargos desde donde impulsó, por ejemplo, la pajarera de la plaza de armas local.

En su infancia vivió en la ciudad cementera y estudió en el Liceo de Hombres de Quillota, de acuerdo al libro “Apuntes para una historia de La Cruz”.

Se casó con Olga Bijit, con quien tuvo a su hijo Roberto, conocido en la ciudad por ser director del Diario El Observador de Quillota, medio del que Leopoldo fue director honorífico, confundador y editor.

Además de Roberto, la pareja antes mencionada tuvo a Leopoldo Silva Bijit, profesor de la UTFSM y a Liliana. Al googlear el apellido Silva Bijit, además aparecen Patricia (en Santiago) y Luz.

De acuerdo a lo informado por la familia al momento de fallecer, “Polo” vivió por sesenta años en la casa de calle O’higgins 319.

Silva Reynoard murió el 23 de febrero de 2011 y sus restos se encuentran en el Cementerio ubicado en el Cerro Mayaca.

Su hermano Fabio Silva Reynoard, fallecido en julio de 2014, fue un alfarero con especialidad en cerámica muy cercano a la Iglesia Católica de la zona de Villa Alemana.

Otro de sus hermanos, Eduardo “Punto” Silva Reynoard, fallecido en febrero de 2008, fue dirigente y formador de la época dorada de San Luis de Quillota, con estrellas como Pato Yáñez y Pititore Cabrera. En 1970 y 1973 entrenó al equipo de calle San Martín y desde 1977 fue gerente técnico. Su trabajo tuvo su punto más alto con la obtención en 1980 del campeonato de Segunda División.

Catalina Silva Reynoard por su lado, fue dueña de Agrícola Quillota antes de trasferirla a su hija, empresa ubicada a un costado de la planta impresora del Diario El Observador en calle Ariztía.

Imagen de portada: Facebook de la Municipalidad de Quillota