Historia del Hospital San Martín de Quillota

Comparte

La historia nos cuenta que en el verano de 1856, en una reunión popular realizada a pleno campo, se designó una junta compuesta por el Presbítero, Martín González y los señores Francisco Castro y Francisco González Oregan, con el objetivo de recolectar donativos entre los vecinos y hacendados para iniciar la construcción de un hospital.

Fue colocada la primera piedra el 7 de Mayo de 1857. Se inaugura el Hospital San Martín de Quillota el 11 de Marzo de 1860, entregándose la Dirección y Protección del Hospital a la Sociedad de Beneficiencia de Quillota, institución de señoras que quedó fundada ese mismo día, hechos que constan en el acta de instalación.

El primer enfermo fue hospitalizado el día 29 de Junio de 1860, habiéndose establecido, por tal razón, esta fecha para iniciar la Celebración de los primeros 100 años de actividad del Hospital en 1960.

La construcción del edificio del actual hospital San Martín se inició en 1944, terminándose en 1948. Permaneció desocupado por falta de alhajamiento, donación de equipos e instrumental, hasta el mes de Mayo de 1951, mes en que inicia sus actividades.

Tiempo después, en el año 1952 es creado en Chile el Servicio Nacional de Salud (S.N.S.) emergiendo así la red hospitalaria nacional. A partir de esta fecha se inicia una modernización de todos los hospitales, los que anteriormente eran de Beneficiencia ahora pasan a ser Científicos, reduciendo el personal religioso e incorporando paulatinamente tecnología y profesionales del ramo.

Durante el año 1979 es reorganizado por el gobierno (Dictadura) el Ministerio de Salud, creando 27 servicios de salud en todo el país.

Dependiendo de la tecnología, profesionales, ámbito geográfico de acción e infraestructura, los hospitales se clasifican en 4 tipos (1,2,3 ó 4), mientras menor sea el valor mayor es su categoría nacional. El “Hospital San Martín de Quillota” era en el año 2.000 un hospital de mediana complejidad, tipo 2, perteneciente al Servicio de Salud Viña del Mar – Quillota, ubicado en la zona central del país (región de Valparaíso).

En 1990, asume la Dirección del hospital el Doctor Francisco Acevedo quien impulsa el trabajo en equipo, la creatividad y la participación de los trabajadores de la institución.

En esa oportunidad se define por primera vez en el país, la Misión del Hospital, además de definir conceptualmente a los usuarios internos y externos asumiendo el Hospital como una organización con características muy especiales. Esto es lo que se decía en el año 2.000:

– Debe funcionar 24 horas, los 365 días del año, independiente de catástrofes, terremotos, huelgas, etc.
– En el Hospital no sólo deben trabajar los profesionales “de la salud”, sino también otros profesionales que exige un mundo moderno: periodistas, arquitectos, psicólogos, etc.
– Posee aproximadamente 280.000 usuarios potenciales según la población asignada ya que recibe las derivaciones de 6 hospitales menos complejos, abarcando un área de 6.266 Km² (Año 2.000).
– Concentra el mayor “capital intelectual” de la zona, por lo que puede y debe ser un centro de capacitación importante.
– Constituye un atractivo cliente para proveeedores de la zona, ya que se manejan importantes presupuestos.
– Lo que sucede, no puede ser intranscendente para los políticos, ya que transitan diariamente 1700 personas por nuestra institución.
– A diferencia de otras empresas, nuestra producción consiste en un sin número de servicios-productos (radiografías, raciones alimenticias, intervenciones quirúrgicas, fichas clínicas, ordenes de compra, etc.). Todos estos puntos son necesarios e imprescindibles para el producto final: Persona Sana, con una calidad de vida adecuada.

En el año 1994 asume la dirección del establecimiento la Dra. Alma Vidales Maqueira, la cual junto a su equipo de dirección propusieron :

– Profundizar el trabajo de mejoría de la calidad técnica.
– Trabajar por el aumento del financiamiento de hospitales públicos en general y mejorar el presupuesto del establecimiento en especial, disminuyendo los bolsones de ineficiencia existentes.
– “Derribar las murallas del hospital”, en el sentido de sacar a nuestros funcionarios fuera del recinto hospitalario y a la vez abrir nuestro hospital y quehacer a la comunidad, con la implementación de estrategias como: clínicas satélites, hospitalización y oxigenoterapia domiciliaria, cuidados paliativos, instalación de sondas vesicales y alimentación enteral en domicilio, iniciar la estrategia de Ciudades Saludables y quizás una de las más exitosas, la creación del primer Servicio de Atención al Paciente (SAP) del país.
– Finalmente este conjunto de políticas, estrategias y medidas, han permitido que el HSMQ pase de ser un anónimo hospital de provincia, a ser un hospital público diferente, audaz y comprometido, con presencia activa en una gran cantidad de eventos científicos, académicos y políticos, además de seminarios, congresos y talleres de orden clínico-asistencial y de gestión.

Al año 2.000 el Hospital San Martín de Quillota contaba con 263 camas, tenía cuatro especialidades básicas (cirugía, pediatría, maternidad y medicina) más atención en traumatología, oftalmología, otorrinolaringología, salud mental y psiquiatría, urología, cirugía infantil y neurología.

*El texto es de la propia página web del Hospital, información rescatada el año 2.000


Comparte

Sé el primero en comentar en «Historia del Hospital San Martín de Quillota»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*